Europa

Málaga blogtrip

Pin
Send
Share
Send


Este fin de semana he participado por primera vez en un blog trip. ¿Un blog trip? Puede que os estéis preguntando qué es eso. Tengo que reconocer que hace tiempo simplemente pensaba que se trataba de una leyenda urbana: consiste en invitar a una serie de blogueros de viajes a un destino turístico para que luego lo den a conocer a sus lectores. Sin embargo, lejos de ser un mito, se ha convertido en toda una realidad y desde mediados del año pasado se ha hecho algo cada vez más habitual. De hecho, solamente este fin de semana se han celebrado cuatro.

Hace un par de semanas, recibí una invitación por parte de Daniel, del Área de Turismo del Ayuntamiento de Málaga, para conocer la ciudad. No era la primera vez que me invitaban a un blog trip, pero sí la primera en la que los astros (es decir: mi agenda personal y laboral) se alineaban y me permitían asistir.

Hemos estado un fin de semana, de viernes noche a domingo tarde, disfrutando de una escapada a Málaga en la que nos han tratado casi como a reinas a las cuatro blogueras que hemos participado: Roser de Sempre Viaggiando, Susana de Vuelo Directo y Esther de Miss Viajes. También tuve la gran oportunidad de conocer en persona a Victoria de El próximo viaje, que se unió al grupo el sábado por la mañana. Además, el hecho de que solamente fuéramos 4 o 5 creo que fue todo un acierto por parte de la organización, porque se nos brindó una atención casi personalizada y se creó una sintonía perfecta entre todas.

Tuvimos un programa muy apretado, pero, aun así, aprovechamos el par de horas que nos dieron libres para conocer en persona a unos blogueros malagueños a los que conozco desde hace tiempo virtualmente: Fran de Myguiadeviajes, José Carlos DS y Carmen de La próxima parada. Tengo que reconocer que no tenía muy buenas referencias de la ciudad y que me sorprendió muy gratamente. Fue un fin de semana estupendo que pasaré a relataros a continuación.

Málaga, 6 de mayo de 2011.

En la cafetería de la fantasmagórica terminal dos me estaba esperando Roser, bloguera con la que iba a compartir el vuelo de ida a Málaga. Para las dos era nuestro primer blog trip y las dos teníamos muchas ganas de ver cómo se iba a desarrollar. Roser es la responsable de Sempre Viaggiando y es experta en el mundo SEO, así que el vuelo se me pasó superrápido mientras la acribillaba a preguntas.

Llegamos al aeropuerto de Málaga, que era mucho más grande de lo que esperábamos, lo que no es de extrañar, porque es el cuarto con más tráfico de pasajeros de España. En la salida, nos estaban esperando cartelito en mano Daniel y Enrique del Área de Turismo del Ayuntamiento de Málaga, y se quedaron bastante sorprendidos cuando vieron salir a Roser con la cámara en la mano para filmar el recibimiento.

Subimos a una furgoneta del ayuntamiento y fuimos hacia el hotel. Por el camino, nos fueron explicando por dónde íbamos pasando y nos dieron algunos datos de la ciudad. Málaga tiene más de medio millón de habitantes y, a pesar de estar en la denominada Costa del Sol, la ciudad no destaca, ni quiere hacerlo, por su turismo de playa, sino más bien por el turismo cultural. De hecho, el ayuntamiento está haciendo una buena labor en promoción turística y ha creado varias rutas alternativas a la playa, como la ruta gastronómica, la ruta romántica, la cultural e incluso potencia el turismo idiomático como otra oferta más.

Poco después llegamos a nuestro hotel, el Tryp Alameda, un hotel de cuatro estrellas al lado del centro comercial Larios, y allí nos dejaron acomodarnos mientras iban a buscar a Susana de Vuelo directo a la estación de tren. Cada una tenía su habitación individual, pero Roser me acompañó a la mía para cotillear y, de paso, filmar un vídeo de cómo descubría la habitación y abría torpemente el regalo que nos esperaba en ella. Tengo ganas de ver el vídeo y, sobre todo, las tomas falsas.

Pin
Send
Share
Send