Diarios de viaje

Salud viajera

Pin
Send
Share
Send


A la hora de preparar un viaje siempre buscamos un billete de avión barato, un alojamiento que se ajuste a nuestro presupuesto y los enclaves que hay que visitar en el destino. Aunque también hay otros aspectos a tener en cuenta a la hora de planificar un viaje y uno de los más importantes es la salud viajera.

Cuando nos vamos de vacaciones tendemos a pasar por alto los posibles infortunios que podemos sufrir, y apenas nos paramos a pensar en qué problemas de salud nos podemos encontrar durante el viaje.

Antes del viaje

Antes de iniciar el viaje, es recomendable pasar por un centro de vacunación internacional al menos seis semanas antes para que nos asesoren médicamente sobre el destino que vamos a visitar. Es importante ir al menos con mes y medio de antelación para que, en el caso de necesitar alguna vacuna, esta tenga tiempo suficiente de crear los anticuerpos.

En el centro de vacunación un doctor nos explicará los riesgos de salud que podemos encontrar en ese destino y, a la vez, estará informado de epidemias puntuales que pueda haber allí. Existen dos tipos de vacunas: las obligatorias y las recomendables.

Una de las obligatorias es la vacunación de la fiebre amarilla si se tiene previsto visitar un país con riesgo de contraer dicha enfermedad. La vacuna tiene una efectividad de 10 años a partir del décimo día de la primera dosis. Al ser una vacuna obligatoria, es necesario llevar el carné de vacunación a la hora de entrar y salir del país. Cuando digo país no solo me refiero a España, porque hay algunos países en los que no te dejan entrar si no nos han puesto determinadas vacunas.

Por otro lado, las vacunas recomendadas son aquellas, que aunque no son obligatorias tenerlas puestas antes del viaje, se recomienda mucho para evitar contraer dichas enfermedades. Como vacunas recomendadas destacaríamos la del cólera, la fiebre tifoidea, la hepatitis A y B, la meningitis meningocócica, la poliomielitis, la rabia y el tétanos. En el centro de vacunación internacional os dirán, según la zona a visitar, cuáles son las que es mejor tener al día.

De momento, aún no hay vacuna para combatir el paludismo o la malaria, una enfermedad muy extendida en países tropicales. Aunque existe una profilaxis en forma de pastillas, lo más importante es intentar prevenir la picadura del mosquito que la transmite. Normalmente, el mosquito pica entre el anochecer y el amanecer, así que durante ese momento del día es recomendable llevar pantalón largo, manga larga y ropa con colores claros, ya que, sorprendentemente, los colores oscuros atraen a los mosquitos. En las zonas del cuerpo que queden expuestas es conveniente aplicar antimosquitos.

A la hora de dormir, es recomendable una habitación con aire acondicionado y con mosquitera. Hay que fijarse en que la mosquitera no esté rota y, al colocarla, cuidar de que no quede ningún mosquito dentro y asegurarse de que queda toda la mosquitera ajustada debajo del colchón. La habitación se puede rociar con insecticida, conectar un antimosquitos a la corriente o encender una espiral de incienso antimosquitos por la noche, aunque lo más efectivo es la mosquitera y el aire acondicionado.

Otra enfermedad que cada vez se está extendiendo más es el dengue, para el cual no hay ni vacuna ni profilaxis y la única manera de evitarla es evitando las picaduras de los mosquitos infectados. El dengue sobre todo se da en zonas urbanas en países tropicales y subtropicales, y lo transmite el mosquito hembra Aedes que pica durante todo el día, pero especialmente por la mañana.

También es bueno llevar un botiquín básico de primeros auxilios que contenga lo siguiente:

- Material para curas (tiritas, gasas, yodo, alcohol… )
- Crema solar (no solo si se va a la playa, ya que en grandes altitudes también es necesario protegerse bien del sol).
- Repelentes de mosquitos (Relec, Goibi, etc); las pulseritas no hacen nada.
- Suero oral en sobres
- Micralax (para combatir el estreñimiento controladamente)
- Loperamida (solo en caso de diarrea en desplazamientos largos)
- Paracetamol (para la fiebre)
- Ibuprofeno (para los dolores musculares)
- Protector de estómago
- Almax (para combatir las comidas fuertes)
- Repelente de mosquitos
- Tapones para los oídos en caso de dormir en dormitorios (muy beneficiosos para la salud mental del viajero)

Video: Que es eso de salud viajera (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send