Europa

Qué hacer un fin de semana en Navarra

Pin
Send
Share
Send


Como os comenté hace varias entradas, a principios de año decidimos regalarnos un fin de semana romántico en Navarra. A pesar de que la distancia desde Barcelona es un poco larga, supimos sacarle provecho y es que Navarra tiene mucho que ofrecer. A continuación os dejamos algunas pinceladas:

Pasear por sus bosques

A unos pocos kilómetros de Lantz es extiende el Bosque de Orgi, un robledal milenario por el que discurren diversos senderos y donde se puede aprender sobre flora y fauna. Al ser llano, también tiene senderos para invidentes e información en braille. Además es accesible en silla de ruedas. Hay muchos otros bosques que se pueden visitar, como la selva de Irati, la sierra de Aralar, el Parque Natural de las Bardenas Reales y el Parque Natural de Urbasa-Andía, entre otros.

Descubrir cuevas con mucho misticismo

A cinco minutos en coche de la frontera de Francia encontramos la cueva de Zugarramurdi, una enorme cavidad rocosa donde se celebraban aquelarres en siglo XVII y donde perecieron en la hoguera los acusados de brujería. En esta cueva no encontraréis estalactitas ni estalagmitas, ni tampoco pinturas rupestres, pero tiene un halo mágico, una belleza tan increíble que entiendo que se llevaran a cabo aquellas reuniones paganas. Además, el camino que lleva allí por la nacional 121B y que atraviesa el valle de Baztan es tan bonito que cada dos por tres paraba el coche y me ponía a hacer fotos del paisaje. Otras cuevas interesantes que podéis visitar en Navarra son la cueva de Urdaz y la cueva de Mendukilo.

Alojarse en un hotelito romántico

Como el hotel Iribarnia, en la población de Lantz. Un hotelito rural chic, con chimenea, habitación abuhardillada y restaurante con platos típicos de la zona para cenar. Ideal para parejas.

Pin
Send
Share
Send