Asia

Llegada a Yakarta. Selamat datang di Indonesia!

Pin
Send
Share
Send


El vuelo de Doha a Yakarta fue mejor que su predecesor, quizás porque esta vez nos pasamos las más de nueve horas durmiendo y comiendo. A las 15.30 hora local aterrizamos en Yakarta. Selamat datang di Indonesia. ¡Bienvenidos a Indonesia! Para poder entrar en el país es necesario pasar primero por una ventanilla donde hay que pagar el visado: 25$, o 21€. Como solo teníamos un billete de 50€, nos devolvieron el cambio en rupias. Con el formulario y el resguardo del pago, fuimos a pasar inmigración. De todas las ventanillas que había, solo tres eran para las decenas de extranjeros que hacíamos cola pacientemente. Y así estuvimos una hora de pie esperando, cansados y sudando por el calor que hacía, hasta que nos llegó el turno.

Al salir, nos estaban esperando para llevarnos al hotel FM7, que escogimos por su cercanía con el aeropuerto, ya que al día siguiente volábamos hasta Yogyakarta (en el centro de Java) a primera hora. El hotel nos sorprendió gratamente: las instalaciones son nuevas y los traslados al aeropuerto son gratuitos. Dejamos las maletas en la habitación y nos fuimos directos al spa del hotel, que también estaba incluido en el precio. El baño en la piscina y en el jacuzzi nos vinieron de perlas para reponernos del largo viaje.

Con las fuerzas renovadas y un poco más aseados, nos dispusimos a visitar Yakarta esa tarde. Lo que más me sorprendió fue que a todos a los que les preguntaba qué era lo que más les gustaba de Yakarta, no sabían qué decirme. Casi todos me recomendaban centros comerciales e incluso alguien me dijo que unas montañas de plantaciones de té que estaban a unos 60 kilómetros. Pero nada del centro, nada histórico…

Al final, como no sabíamos muy bien adónde ir, decidimos visitar Glodok, el barrio chino. Para ello usamos un taxi de la compañíaBlue bird, ya que todo el mundo nos había insistido en que, sobre todo, solo cogiéramos taxis de esta compañía. Al menos con ellos no hay que regatear porque funcionan con taxímetro. Por el camino, el taxista nos enseñó un poco de bahasa Indonesia básico:

Por favor: /tolong/
Muchas gracias: /terima kasij bañák/
De nada: /kambali/
OK: /baík/
Lo siento: /saya minta ahab/
Hola: /Halo/
Adiós: /Slama tinga/ /da-dá/
Sí: /ya/
No: /tidák/

Al ser domingo por la tarde, el tráfico estaba complicado y, tras casi una hora y 108.000 rupias, llegamos a Glodok. Este barrio resultó ser muy decadente (y me quedo corta). Casi todas las tiendas estaban cerradas y las calles apenas iluminadas (algo común en casi toda Indonesia), y el lugar en sí daba un poco de mal rollo. Le preguntamos al taxista si la zona era segura y nos dijo:

Video: Macri visita Indonesia antes del G20 para potenciar los lazos comerciales (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send