África

Safari en el Queen Elizabeth National Park

Pin
Send
Share
Send


Proseguimos con los relatos del viaje a Uganda, en esta ocasión tras el largo camino de Kampala al parque, iniciamos el safari por el parque nacional Queen Elizabeth.

Nada más salir del hotel nos encontramos con esta manada de elefantes.

Aquellos días recuerdo que tuve despertares poco usuales. Dos días antes, en Kampala, me había puesto la crema hidratante sobre las gafas, el día anterior me había metido en la ducha con ellas y esa mañana me caí de la litera superior para aterrizar estrepitosamente sobre el suelo ante la estupefacta mirada de nuestros compañeros de cuarto.

Impalas dándonos la bienvenida al parque.

Después de un despertar tan doloroso, pusimos rumbo al parque nacional a las seis y media de la mañana. Durante las horas nocturnas, al alba y al atardecer es cuando hay más actividad en el parque. Y así, nada más salir a la carretera, vimos una manada de elefantes a lo lejos. Ese primer encuentro nos hizo presagiar que íbamos a ver muchos animales ese día.

El Queen Elizabeth National Park tiene una extensión de 1978 m2 y es el segundo parque natural más grande de Uganda, por detrás de Murchison Falls.

El facoquero común, alias Pumba

Las especies más abundantes son los búfalos, los antílopes y el facoquero común (alias Pumba). Durante cuatro horas, exploramos las llanuras de Kasenyi acompañados por Jackson, un ranger de la UWA que nos iba explicando curiosidades sobre la vida salvaje del parque. Nos explicó que en esos momentos solo había 200 ejemplares de león, por lo que era muy complicado verlos, igual que los leopardos.

La grulla coronada es el símbolo nacional de Uganda

Seguimos adelante hasta llegar al lago George. En la orilla había una pequeña población que vivía de la pesca. Cuando llegamos, los pescadores estaban preparando sus redes para ir a pescar tilapias mientras una manada de unos veinte hipopótamos retozaban en el agua tranquilamente. Jackson nos explicó que recientemente había habido una epidemia de ántrax y, por tanto, el número de ejemplares de estos enormes animales se había reducido considerablemente.

Pescadores preparando las redes.

En el Queen Elizabeth NP no hay jirafas, ni tampoco cebras (para ver cebras tuvimos que esperar hasta el viaje a Botswana), pero sí pueden observarse numerosas aves en el sector norte. Por ejemplo, vimos bastantes grullas coronadas, el ave que es el símbolo nacional de Uganda y que aparece en la bandera del país.

Hipopótamos la mar de fresquitos en el agua

De vuelta al hotel, volvimos a toparnos con la manada de elefantes, pero esta vez, y ante nuestro asombro, decidieron cruzar la carretera a solo unos metros de distancia de nuestra furgoneta. Jackson nos explicó que es difícil llevar un censo de los elefantes que hay en el parque porque no paran de moverse entre Uganda y la República Democrática del Congo, cuya frontera estaba situada a escasamente a 35 kilómetros de nuestro hotel.

Video: Safari in Queen Elizabeth National Park, Uganda (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send